sábado, 14 de enero de 2012

Las borrachas. Las de siempre. Las del cigarro por la mañana. Las de las risas del viernes. Las de las resacas de los domingos y los bajones del lunes. Las que tienen esa risa inconfundible cuando cuentan un chiste. Las que te dicen como estás segun como te hablan. Las de vedad. Las que nunca fallan. Las de los momentos buenos. Las de los momentos malos. Las que te dicen te quiero y te hecho de menos cuando estamos a 300 km. Las que me quieren. Las que me cuidan. Las que son mis ángeles. Las que lo son todo. Por las que doy la vida. Por las que muero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario